3 tips para sobrevivir en la cocina siendo vegano

¡Hola! Hoy les quiero comentar sobre un tema que suele costar algo de trabajo cuando uno está comenzando a cambiar sus hábitos alimenticios (específicamente al dejar de comer carne y otros productos de origen animal) que es cómo sobrevivir en la cocina.

Creo que estaremos de acuerdo al decir que cocinar es todo un arte. No es simplemente poner un par de ingredientes por aquí y por allá y listo, sino calcular sazones, observar tiempos específicos para agregar una u otra cosa… no es algo tan sencillo.

Probablemente tú ya sabías cocinar y si eres como yo, habías aprendido a cocinar todos aquellos platillos habituales para ti, típicos de la región, de la familia, etc. los cuales, el 95% contienen carne o algún otro producto de origen animal.

Entonces ¿¿cómo le hace uno para cocinar cuando ya no piensas utilizar esos ingredientes?? Acá te paso unos cuantos tips para sobrevivir a la confusión:

 1. Aprende a ver tu plato de modo distinto

plato vegano

Por lo general, estamos casados con la idea de que la porción de proteína es una, la porción de carbohidrato es otra, y la porción de verduras es otra. Al dejar los productos de origen animal, te darás cuenta de que no es así de tajante la división, pues podrás ver que las leguminosas tienen proteína, pero al incluir también granos (sobre todo enteros), lo complementas con las proteínas de los granos, y más aún al complementarlas también con las proteínas que te dan las verduras. Aprenderás que en realidad lo que cuenta es la calidad y la variedad de la comida que prepares, no la división por “proteínas, carbohidrato y verdura” en el plato.

2. Aprende a sustituir el huevo y los lácteos.

sustituto de huevo

Muchos, muchísimos platillos llevan huevo y leche, ya sea para dar consistencia, para “unir” las tortitas, para empanar, para hornear, etc. Sin embargo, es perfectamente factible sustituir estos ingredientes, por ejemplo:

  • Para “unir” las tortitas, puedes utilizar maicena con agua, harina de garbanzo;
  • Para hornear, puedes utilizar linaza molida con agua, plátano, puré de manzana (puede ser hasta el que venden para bebés);
  • Para hacer un rebozado o capeado vegano, puedes mezclar cerveza o agua mineral (con gas) con harina, y luego con eso cubrir lo que quieres rebozar;
  • Para sustituir la crema agria en sopas, puedes usar leche de soya o de coco con jugo de limón.

Sustituir el queso a lo mejor no es tan sencillo, claro que ya hay en el mercado una buena variedad de sustitutos de queso, sobre todo en Estados Unidos, sin embargo no siempre es sencillo conseguirlos (o están exorbitantemente caros), sin embargo una buena opción es preparar el queso de papa casero, yo lo uso para pizzas, molletes, etc.

3. Dale rienda suelta a las especias

especias

Ya sabemos bien, que va a ser muy difícil y prácticamente imposible igualar el sabor de los platillos que solías cocinar y que tenían carne, eso es un hecho; ahora bien, eso NO quiere decir que lo que prepares tenga que estar insípido, todo lo contrario, ahora se trata de buscar nuevos sabores que antes no conocías, averiguar qué sabor le da cierta especia a cierto tipo de platillo y descubrir tus nuevos favoritos. No tengas miedo de experimentar con el curry, con distintos tipos de vinagre en ensaladas, con la pimienta y la paprika. Las especias le dan ese sabor único y especial a tu comida.

Espero que estos tips te ayuden a hacer más sencillo el cambio, a la hora de idear qué preparar. Por lo pronto, en este sitio web puedes encontrar recetas, temas de interés, entre otras cosas para hacerte todo más fácil :)

¡Hasta luego!

You may also like...