5 tips para comer sano en navidad

Pues ya es esa temporada del año otra vez… ya están por todos lados los foquitos navideños, las fiestas de fin de año de las empresas, las filas interminables en las tiendas… y con todo eso también lo más temido: la subida de peso en diciembre. ¿Cómo hacerle para no llorar cuando nos subamos a la báscula en enero? Bueno pues para esto, acá están unos cuantos tips, que pueden ser de utilidad para no dar el botonazo en enero 😉

1.- Ármate de vegetales y más vegetales.

Averigua qué va a haber en la cena de navidad/posada/año nuevo. Seguramente habrá muchos vegetales, por lo menos como “guarnición”. Nunca falta la famosa ensalada de manzana, ensalada de zanahoria, etc. Sin embargo, si no se ve que vaya a haber muchos vegetales en el “horizonte” de la cena, ofrécete a llevar una ensalada (o varias ensaladas, incluso) y complementar la comida que ya van a llevar los demás.ensaladas para navidad

¿Por qué? pues simplemente porque al servirte, podrás servirte muchos vegetales y sentirte satisfecho más rápido y con muchas menos calorías que si te dedicas a llenarte de toda la demás comida llena de grasa y harina. La fibra natural de los vegetales te dará una sensación de satisfacción mucho más rápido, lo que ayudará a que no comas más de la cuenta.

2.- Define los 4 días de diciembre para “destramparte”, durante máximo 2 horas

Aunque todos le tememos a la subida de peso de diciembre, y cuando empieza el mes de diciembre automáticamente nos programamos para comenzar con la “engordadera”, en realidad no es que TODO el santo mes estemos come y come como si fuera la cena de Noche buena. En realidad, si te fijas bien, de los 31 días del mes, habrá aproximadamente 4 de comida excesiva (si tú tienes muchos más días de comida excesiva que esos, por el bien de tu propia salud, sé mas selectivo con tus fiestas :P)

cena grande

Los 4 días, muy posiblemente sean más o menos así:

  1.  La fiesta de fin de año de la empresa
  2.  La posada de tus amigos
  3.  La cena de navidad
  4.  La cena de año nuevo

¿Viste? son sólo 4 días, pero por esos 4 días queremos justificar todo un mes de desenfreno y pues la verdad es que no es para tanto.

Ahora bien, ya viste que son alrededor de 4 días, ¿no? bueno pues en esos 4 días, no es que te la pases de glotón desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la madrugada del día siguiente. Lo más probable es que la “glotonería” comience cuando llegas a la cena y termina unas cuantas horas después, ¿cierto? Bueno pues entonces, de esos 4 días, permítete comer libremente durante 2 horas en la cena. Pero ponte el límite de 2 horas, cuando hayan pasado esas 2 horas, ya no más.

Con esto me refiero a que de esos 4 días de “exceso” comas sano y adecuado la mayor parte del día y sólo te des una ligera “destrampadita” durante 2 horas en la cena y ya.

¿Te fijaste? son sólo 2 horas, de 4 días de todo el mes de diciembre. Todo lo que resta del mes podemos comer “normal”, sano y sin tanto exceso.

3.- Diciembre sí es un buen mes para el ejercicio

Es muy chistoso que en diciembre los gimnasios están con 3 personas, y en enero parecen la estación del metro en hora pico. Diciembre sí es un buen mes para comenzar a hacer ejercicio (si es que aún no lo has hecho) y para continuar con tus metas de ejercicio (si es que ya habías comenzado desde antes).

gimnasio en diciembre y enero¿Sabes por qué sí es un buen mes para empezar? Porque metiéndote al gimnasio o a alguna actividad física desde diciembre, te aseguras de “bajar” una buena parte de todo lo que te comas durante diciembre y vas a llegar a enero como si nada. ¿Ves? buen truco 😉

4.- Evita el azúcar refinada

En diciembre con las amistades regalando galletitas, chocolatitos, el ponche por todos lados, el chocolate caliente para el frío… ¡el azúcar refinada nos rodea! Bueno pues hay que hacer un esfuerzo para no llenarnos de azúcar refinada, pues nos hincha y nos sube kilos a lo loco. Limítate a una pequeña porción de algún “pecadillo” dulce a la semana. De ser posible, a tus amigos y familiares coméntales que en vez de dulces mejor te obsequien otra cosa, limita los pasteles y anexas a tus 2 horas de tus 4 días “pecaminosos” de diciembre.

5.- ¡No abuses del alcohol!

Además de las obvias consecuencias desastrosas del exceso de alcohol, que pueden ir desde hacer el ridículo hasta provocar serios accidentes, en cuestiones del peso y guardar la línea déjame decirte que las calorías del alcohol son las PEORES porque ni se sienten, pero cuentan ¡y mucho!

Fácilmente, con unos cuantos tragos, le puedes sumar y sumar calorías a la cuenta que no vas a sentir que te llenan, pero tu cuerpo sí las va a tomar en cuenta para almacenarlas justo donde no te gusta… así que ¡llévatela tranquila con el alcohol!

 

 

You may also like...