Cómo hacer enfrijoladas

Me encanta que con los mismos ingredientes de siempre, podemos encotrar 1000 maneras distintas de preparar platillos “nuevos” y así con cansarnos comiendo siempre lo mismo.

Ustedes comprenderán que una de las comidas básicas para mí son los famosos frijoles con arroz. Los frijoles con arroz son parte de los alimentos con los que crecí y también son algunos de mis “comfort foods” o cosas que me hacen sentir bien porque me recuerdan las comidas que he tenido desde niña. Ahora bien, por muy ricos que sean, de todas maneras no es precisamente genial estar comiendo siempre las mismas cosas de la misma manera, por eso, te paso esta pequeña recetita, para darle un “giro” a los famosos frijoles con arroz y aunque en realidad estés comiendo lo mismo, le estás dando una presentación totalmente distinta.

Se trata de convertir esto:

como preparar enfrijoladas

En esto:

como hacer enfrijoladas

Esta receta te puede servir de mucho si un día preparaste frijoles y arroz y te sobró un poco, pues podrás preparar un platillo distinto con aquello que quedó y así no desperdiciarás nada.

Vas a necesitar:

  • 1 1/2 o 2 tazas de frijoles de olla
  • 12 tortillas (suponiendo que cada persona se come 3)
  • 2 tazas de arroz cocido
  • 4 cucharaditas de ajonjolí (o sésamo)
  • 1 aguacate grande (o palta)
  • 2 jitomates picados
  • rodajas de cebolla al gusto

Procedimiento:

Coloca los frijoles en la licuadora, junto con un poco de agua si ves que le hace falta. Licua hasta que los frijoles queden bien molidos.

Pon los frijoles licuados en un sartén y calienta la mezcla a fuego lento, moviendo a cada ratito para que no se peguen los frijoles. Mientras tanto, pon a calentar también el arroz, que servirá para rellenar las enfrijoladas.

Ahora, vamos a calentar las tortillas. Si las quieres sin grasa, ponlas a calentar en el comal, que se calienten bien y se alcancen a tostar un poquitito, pero no las dejes tostar mucho porque si no las enfrijoladas te van a quedar muy duras. Si deseas, puedes freir las tortillas (de hecho, la receta original va con tortillas fritas, pero obviamente es más sano si las preparas sin grasa…. y ensucias menos tu cocina).

Toma una tortilla, sumérgela en el sartén con los frijoles licuados y así bañada de frijol ponla en un plato. Coloca una cucharada de arroz cocido (ya sea blanco o integral, el que tengas) dentro de la tortilla y dóblala. Repite lo mismo con otras dos tortillas y cuando ya tengas tus tres enfrijoladas armadas en el plato, báñalas con un poco más de frijol molido.

Por encima, ponles 1 cucharadita de ajonjolí (o sésamo) para darle un toque extra de calcio al platillo. También colócales unas rebanadas de aguacate, jitomate picado y un poco de cebolla.

¿Viste como convertimos nuestro plato de arroz con frijoles en algo totalmente distinto? Ahora sí, ¡A disfrutar! 😀

 

 

You may also like...