Cómo hacer una salsa molcajeteada

Muchos de los platillos y antojitos que hay en la cocina mexicana, no serían lo mismo si no fuera por las ricas salsas que los acompañan, y aunque una salsa puede ser algo no tan bueno para el estómago (si nos pasamos de picante), también puede ser algo muy benéfico que nos aportarán nutrientes extra, siempre y cuando NO se abuse del picante.

No es lo mismo hacer una salsa en el molcajete que en la licuadora… el sabor, casi invariablemente, siempre será mejor en una salsa de molcajete que en una salsa de licuadora… aunque a veces el tiempo que nos ahorra vale la pena y sacrifica uno unas cosas por otras… ni modo, no siempre se puede tener todo 😛

Si ya vieron el procedimiento para curar su molcajete, ahora viene lo interesante, que es preparar la salsa. Vamos a ver aquí unas de las salsas de molcajete más comunes:

Cómo preparar salsa verde de molcajete:

Necesitas: (además del molcajete, o en su defecto, licuadora, para que no digan que discrimino a los que no tienen molcajete :P)

  • 6 tomates verdes
  • 1 o 2 chiles verdes (NO queremos que esté muy picante, ¿recuerdas?
  • 1/4 cebolla pequeña
  • 1 ajo pequeño
  • Unas hojitas de cilantro (no mucho, bueno, a mí no me gusta la salsa muy “cilantruda”)
  • 1 chorritito de aceite de oliva
  • Sal al gusto (no se pasen de la mano ¿eh?)

Corta el ajo y los tomates a la mitad y ponlos a asar en el comal (o en un sartén) junto con el chile y la cebolla. Ponlos a fuego bajo, para que se tuesten poco a poco hasta que se empiecen a ver de color oscuro de la parte que está al fuego. Voltea algunas veces los ingredientes para que se asen de varias partes.

Primero, quita el ajo del comal y ponlo en el molcajete con 1 cucharadita de sal de grano. Muele el ajo junto con la sal.

Luego, pasa la cebolla al molcajete y muélela, luego el chile, y luego los tomates uno por uno hasta que todo quede bien molido, con la textura “martajadita” que buscamos y con todos los ingredientes bien incorporados. Si no tienes molcajete, pon todo en la licuadora y procesa un poco hasta que quede una textura tipo salsa molcajeteada, pues no queremos que quede una salsa muy molida.

Cómo hacer salsa roja de molcajete.

El procedimiento para preparar salsa roja de molcajete es prácticamente el mismo que el que usamos para preparar la salsa verde, sólo que hay que cambiar los tomates verdes por jitomates. Usa unos 3 jitomates de tamaño mediano para que te quede bien la salsa.

De igual manera pon a asar los jitomates con los demás ingredientes y luego velos incorporando uno a uno en el molcajete.

¡Espero que esta receta te haya gustado y ahora sí, a disfrutar de unos taquitos o tortillitas con salsa molcajeteada! 😛

 

 

 

You may also like...