Cómo sobrevivir a las reuniones sociales y familiares

Seguramente antes nunca te había preocupado el asunto de qué comer en las reuniones sociales y todo lo que los parientes o amigos llevaban te parecía bien o no había mucho problema, pues tú comías básicamente lo mismo que los demás.

Ahora que has decidido dejar de comer carne, o más aún, cualquier producto de origen animal, la historia es muy diferente porque generalmente en las reuniones TODOS los platillos que ofrecen tienen carne, o queso, o crema, o yogurt, etc. etc. y ahora entras en conflicto con esta cuestión.

Foto: www.estilod.com

Foto: www.estilod.com

Estos son algunos tips que te pueden ayudar cuando tengas que ir a estas reuniones, para evitar angustias y sobresaltos:

    1.  Lleva un platillo para compartir: Si la reunión se va a tratar de que cada quien lleve algo, ofrécete a llevar algún platillo o botana, así podrás preparar un platillo vegano o vegetariano y llevarlo a la reunión para tener algo que comer en caso de que no haya nada que se ajuste a tus preferencias, y además podrás compartir con los demás. Esmérate en llevar algo rico para que además de comer riquísimo tú, dejes fascinados a tus amigos o familiares y hasta intrigados con la comida vegana o vegetariana.
    2. Habla con el organizador del evento: Si hay la suficiente confianza con los anfitriones, habla con ellos varios días antes de la reunión y coméntales que si es posible que haya algo como ensalada de frutas o incluso ofrecerte para llevar alguna ensalada o platillo. Si no quieres decir que el asunto es que eres vegano o vegetariano, símplemente dile que estás a dieta y que estás preocupado por no romperla.

3. Llega a la reunión con la barriga llena: Si no hay la opción de llevar algo tú ni de hablar con los anfitriones, y estás seguro de que va a haber muy pocas cosas que se adapten a lo que prefieres comer, come desde antes, para que no llegues hambriento a la reuníon y así evites la situación de comer algo que no querías por que ya tenías mucha hambre.

4. Cuando no tienes opción: Hay situaciones en la que por más que quieres tener todo bajo control, no te es posible llevar algo, ni hablar con los anfitriones y además te sirven la comida junto a todos en la mesa y tanto los anfitriones como los invitados están junto a ti esperando que te la comas. ¿¿Qué hacer?? Aquí hay dos opciones:

  • Opción 1: Aguantarte el malestar, sentimiento de culpa y remordimiento y por esta ocasión comerte lo que te están ofreciendo, para no ofender a tus anfitriones o iniciar polémica con todos los demás.
  • Opción 2: Disculparte con tus anfitriones y comentarles que no comes carne o productos de origen animal, y que si es posible que te sirvas doble ración de ensalada o de guarnición.

Ambas opciones tienen sus puntos válidos y realmente es muy personal la elección de cualquiera de las dos. Cuéntanos… ¿Qué harías tú?

 

You may also like...