El Chai Bar en el Parque México

No voy a negar que me encanta pasear por el parque México. Es un parque que frecuento desde mi infancia y de hecho uno de mis primeros recuerdos es estar chai bar parque mexicoadentro de uno de esos mini autobuses con varias filas de asientitos adentro, cada uno con un volante de metal forrado con cinta adhesiva de colores, el cual yo movía frenéticamente todo el tiempo aunque ninguna de las vueltas que le daba parecía afectar el camino del susodicho camioncito, que era justo alrededor del parque.

Pues ahora, treinta y… bueno, algunos añitos después (¡!) sigo paseando por ese parque (ya no en el camioncito) y me encanta encontrarme por los alrededores negocios de comida “vegan friendly” o por lo menos “healthy friendly”. Pero ese día, no tenía mucho apetito pero sí tenía mucho antojo de un Chai.

Ya varias veces había visto el Chai Bar justo al lado del Falafelitto las veces que fui a comer ahí, pero nunca me había animado a entrar (o acababa muy llena de Falafel como para siquiera tomar algo más). Ese día, que era un sábado alrededor de las doce, sin falafel en el estómago, me animé a pasar.

Llegué y la chica del mostrador, de nombre Paloma, me atendió muy amablemente y me comentó acerca de los tipos de Chai que tiene el negocio y otros productos que también venden. Yo, con un aire un poco incrédulo le hice la pregunta obligada:

“Ah muy bien, pero… ¿tienes leche de soya?”

Y la respuesta me dejó callada, pero de la alegría:

“Sí, de hecho sólo tenemos leche de soya”

¡Wow! ¿En serio? Pues con toda la felicidad que me cabía en la cara me senté en la barrita y por supuesto que pedí mi Chai, tamaño grande además.

chai bar condesaPaloma me recomendó la variedad de Chai con sabor a limón, así que le hice caso y lo probé. No me arrepentí por que en verdad estaba muy bueno.

Desde aquel momento de la respuesta que me dejó callada en adelante, me declaré fan del Chai bar, pues hasta ahora es el único lugar que conozco en el que no habrá que especificar que quiero un Chai con leche de soya (y rogar porque lo recuerden), en el que no tengo que pagar extra porque pedí leche de soya, o en el que no tengo que terminar pidiendo un café negro o cualquier otro té, porque sólo conocen la leche de vaca.

Si andan en la Ciudad de México, específicamente por la colonia Condesa o el Parque México y tienen ganas de un rico Chai, vayan al Chai Bar. El lugar es muy lindo, con un ambiente muy rico junto al parque y el Chai, simplemente genial :)

You may also like...

  • Erandi N. Garduño

    Awww yo también amo ese parque mi abuelita nos llevaba a eso camionsitos y jugar toi , y cada que puedo voy al parque a recordar esos tiempos y ahora que se que puedo entrar libremente y pedir un Chai u otra cosa que no sea de leche de vaca, me llena de felicidad!!! amo tu pagina y tus recetas!