“Huevos Revueltos” de Tofu

Esta ocasión les traigo una receta para desayunar, para cuando andan un poco nostálgicos por comer un huevo revuelto. Son “Huevos Revueltos” de tofu, o como le dicen los niños: “Huevitofu”

Esta receta recuerda bastante a la consistencia del huevo revuelto, pero sin todo el colesterol, grasas de origen animal y todos los perjuicios a la salud que el huevo tiene, además, totalmente libre de crueldad.

El tofu además tiene muchos beneficios a la salud, pues es buena fuente de proteínas vegetales, calcio, antioxidantes y vitamina E, así que es buena idea incorporarlo en tus comidas regularmente.

La receta también contiene cúrcuma, una especia conocida por sus efectos anti inflamatorios y curativos, pues se usa desde hace siglos en la medicina tradicional de China e India.

Bueno, ya fue mucha introducción, vayamos a la receta :)

Esta receta rinde para 2 personas. Si la necesitas para 4, sólo duplica los ingredientes.

Vas a necesitar:

  • 1 bloque de Tofu Silken extra firme
  • 1/2 cebolla pequeña picada (o cebolla deshidratada en polvo)
  • 1 cucharada de salsa de soya
  • Unas gotas de jugo de limón
  • 1 pizca de cúrcuma en polvo (para darle color amarillo)

Procedimiento:

  • Saca el bloque de tofu de la caja y córtalo en rebanadas delgadas

IMG_2161

IMG_2164

  • En el sartén, coloca 1 cucharadita de aceite y acitrona las cebollas (o coloca la cebolla en polvo por medio minuto para que se dore un poco)
  • Coloca las rebanadas de tofu
  • Con una espátula de plástico o de madera, “pica” el tofu (que se partirá muy fácilmente) hasta que te quede en pequeños trocitos
  • Agrega la salsa de soya, el limón y la cúrcuma
  • Mueve constantemente el tofu y sigue “picando” algún trozo que haya quedado grande. De esta manera incorporarás todos los ingredientes.

IMG_2165

  • Sigue moviendo y despega con la espátula de plástico o madera cualquier trocito que se quiera pegar al sartén y continua hasta que los pedacitos de tofu estén ya más secos y con la consistencia que deseas. A mí me gusta que estén algo “duritos”
  • Verifica la sal y si sientes que le falta, ponle un poquito.

Nota: No esperes que sepa exactamente igual que un huevo. Aunque sepa un poco distinto, la idea es que tengas una opción mucho mejor para ti que la original y que también tenga muy buen sabor, pero a partir de ingredientes distintos.

Sirve en un plato con pan tostado, frijoles refritos ¡y disfruta! :)

 

 

You may also like...