Los 5 Mitos más comunes sobre dejar de comer carne

Los 5 principales mitos en cuanto a dejar de comer carne (y lácteos y huevos)

1. Que sólo la carne tiene proteína

brocoli proteinLa proteína está presente en todos los alimentos, excepto el alcohol y el aceite.

Todos los vegetales, desde una lechuga hasta un plátano, tienen proteínas. Incluso hay algunos vegetales que tienen más cantidad de proteína por caloría que la carne. El brócoli es uno de estos ejemplos: 100 calorías de brócoli tienen más proteínas que 100 calorías de bistec.

Algunas personas dicen que las proteínas de los vegetales son de “menor calidad” o que no sirven igual que las proteínas de la carne.

La verdad es que distintos alimentos tienen distintos tipos de proteína, algunos tienen lisina, por ejemplo, otros son más ricos en valina, otros en metionina, etcétera. Por eso es importante que nos alimentemos de una buena variedad de alimentos naturales y enteros, para asegurarnos de obtener lo que necesitamos.

 2. Que sin carne o lácteos te vas a poner débil o a dar anemia

frank medranoNo tiene que pasarte nada de esto mientras estés alimentándote con alimentos enteros, lo más naturales posible, para conservar todos los nutrientes posibles. Claro que te expondrías a que te falten nutrientes si dejas la carne y te dedicas a comer papitas fritas con refresco. Técnicamente eso sería vegetariano (o vegano) pero no te estaría nutriendo en lo absoluto.

Cuando comes carne los problemas de desnutrición tardan más en hacerse evidentes cuando tienes una mala nutrición, porque la carne ya tiene ciertos nutrientes que la vaca, el pollo o el animal que haya sido obtuvo de su alimentación y que está presente en sus tejidos.

Al dejar de comer carne, es importante que nos alimentemos de una manera adecuada para que obtengamos los nutrientes que necesitamos. Es importante comer verduras, las verduras de hoja verde son muy importantes, frutas, granos lo más enteros o integrales que podamos, leguminosas como frijoles, lentejas, garbanzos.

Inclusive, al dejar la carne y los lácteos, mucha gente empieza realmente a preocuparse por su nutrición y comienzan a comer más sanamente, sin tanta comida chatarra y cosas dañinas para el organismo. Es curioso que la mayoría de la gente, que come carne y “de todo”, no se preocupa por qué tan bien se esté nutriendo, simplemente asumen que porque están comiendo carne están comiendo bien y ya, pero esto no necesariamente es así.

3. Que vas a comer pura lechuga

perejilOtros temen dejar la carne y los lácteos porque se imaginan que sólo van a comer pura ensalada y papas hervidas. Y es que esto no es difícil de imaginar, pues actualmente prácticamente todas las comidas, cenas, desayunos y almuerzos que suele comer la gente tienen como ingrediente principal y protagonista la carne y los lácteos.

Sin embargo, al cambiar tu estilo de alimentación te encuentras que hay cosas que puedes preparar, con ingredientes que antes ni habías probado o conocido, o con ingredientes que ya usabas pero ahora los aprendes a usar de otra manera. Descubres nuevas maneras de hacer viejos platillos. Por ejemplo, encuentras que las tortas de papa en vez de jamón o atún quedan buenísimas con lentejas, que en vez de picadillo puedes hacer un guiso riquísimo con papas y salsa verde, etc. Es simplemente aprender a comer de una manera diferente.

4. Que tienes que hacer combinaciones complicadas de granos cada comida.nueces calorias

Hay la preocupación de que como los vegetales no tienen “proteínas completas”, entonces hay que combinarlos en cada comida para que el cuerpo las obtenga. Entonces muchos piensan que hay que comer de acuerdo con tablas complicadas de mezclar exactamente una cosa con otra, como frijoles con trigo, garbanzos con arroz, etc.

Ya se ha descubierto que no es necesario combinar alimentos en una misma comida. Lo importante es que a lo largo del día o de la semana sí incluyas una gran variedad de alimentos naturales y nutritivos, para que el cuerpo tenga un buen “banco” de aminoácidos y así pueda formar las proteínas completas que necesite.

5. Que va a salir muy caro

gasto en supermercadoMucha gente piensa que dejar la carne y los lácteos saldría carísimo, sobre todo cuando van a alguna tienda naturista y ven que los sustitutos de carne están algo caros, o piensan que tienen que comprar suplementos caros y cosas así.

En realidad, para hacer este cambio de alimentación, no necesitas comprar sustitutos caros ni mucho menos. Hace poco yo hice la cuenta y la verdad es que no me salió más caro hacer el súper con los alimentos que ahora como, comparado con lo que gastaba antes.

Si bien es cierto que ahora gasto más en frutas, verduras, semillas y cosas así, también es cierto que no gasto ya en carne, pollo, huevos, queso, (que no me digas que son baratos, estos productos cada día están más caros). Simplemente es comprar más productos naturales (que suelen ser los más baratos) y aprender a prepararlos de manera que no necesites comprar sustitutos, salvo cuando se te antoje mucho algo en especial en ocasiones.

 

You may also like...